6/17/2018

Reseñas literarias, opiniones subjetivas e intenciones



Este post es especial, es en conjunto con Jull Dawson.

Vamos a tocar hoy un tema por demás sensible, sí señores de eso se trata: reseñas, opiniones e intenciones.

Empecemos por definir en palabras simples un par de conceptos que si bien el uso y la costumbre los pone como sinónimos, no lo son:

RESEÑAS LITERARIAS: las reseñas literarias suelen aparecer en revistas, publicaciones especializadas en literatura o suplementos culturales de los diversos diarios. Y es que están realizadas por periodistas-críticos expertos en la materia.
Constan de una estructura determinada, se valoran las cuestiones técnicas del manuscrito en estudio, se brindan los datos bibliográficos y se concluye con la opinión del crítico. Una opinión que por supuesto es SUBJETIVA y que nunca debe tomarse como verdad absoluta, y eso que estamos haciendo referencia a gente apta para el trabajo.

OPINIÓN: del latín opinio, una opinión es un juicio que se forma sobre algo cuestionable. La opinión también es el concepto que se tiene respecto a algo o alguien.



Habiendo aclarado esto, cabe destacar que lo que usualmente se lee como reseñas en las plataformas como Amazon o Goodreads, o en diferentes Blogs que se dicen especializados en literatura, no son más que opiniones en extremo subjetivas. Y en una era donde todos pueden expresar su opinión, porque la libertad de expresión va primero que todo, esto puede a veces no ser tan positivo como se desearía.

¿Por qué? Porque muchas veces estas "opiniones" se dejan sin importar si se hacen con seriedad y fundamentos, o solo con la intención de molestar y confundir tanto a autores como lectores.

Una opinión negativa, con intención poco favorable al autor o que denota una marcada incapacidad lectora, dice mucho de quien la suscribe, aunque la intención sea menoscabar al autor y su obra. 

Una pregunta frecuente que muchos autores nos hacemos: ¿hay derecho a destrozar una obra solo porque el lector no la comprendió? 

¿Verdad que no? ¿Verdad que no es justo ni para el autor ni para el lector futuro?

Ni hablar cuando en lugar de dejar la famosa opinión, se deja un mini resumen de la obra, y con Spoilers!! Madre de dragones las cosas que se leen por ahí!!


Y la pregunta del millón es: ¿cuando se deja una opinión nefasta en medio de varias muy buenas, cuál es la intención? ¿Bajar el promedio? ¿Hundir al autor para que sobresalga otro de su preferencia? ¿Quedar ante los ojos ajenos como un crítico serio? 

Y todas estas cuestiones sin profundizar mucho en la gente que se deja llevar por lo que dicen otros, tomando esas verdades como propias y absolutas, sin tomarse el tiempo necesario para formar una opinión propia. (Este punto en particular es el que más preocupa, dejar en manos de otros las decisiones, cualesquiera sean, es peligroso para la sociedad).

Sobre el final de este post, es necesario hacer una salvedad: a nadie, repito a nadie le gustan las malas críticas. En el mejor de los casos se toma lo constructivo, si es que lo hay, y con la mayor gracia posible se sigue adelante. Porque en este camino, que es muy largo, hay mucho por aprender. 

No todo es ENVIDIA, ni LA GENTE ES MALA, a veces la obra no gusta, a veces la obra tiene errores (pueden leer aquí el post "De ortografía y otras cuestiones"), a veces la obra es mala aunque un montón de groupies fanatizadas juren que es oro líquido. A veces el EGO impide ver la realidad. 



La comunicación autor-lector hace unos años era una quimera, un sueño.
En una era donde estamos hiperconectados, donde decir lo que se piensa sin filtros es la orden del día, donde el respeto es depende para quién, donde el amiguismo se confunde con lealtad, es muy dificil ser escritor. Y aquella ansiada comunicación deja de ser un sueño, para convertirse a veces en una "pesadilla en las redes sociales".

Creemos, y por suerte somos muchos, que la única manera de resolver estos conflictos es desde la actitud personal. Mirando no solo qué se dice, sino cómo se dice, tratando siempre de dejar un mensaje claro y sobre todo bien intencionado.

Vamos a cerrar con esta frase que nos parece preciosa:


 "Usa palabras amables y actitudes cordiales. El mundo está necesitando de mucho amor"


Les dejamos un besote. 

Jull y Marisa ❤️




sígueme en @MarisaCiteroni